miércoles, 28 de septiembre de 2011

Behind the scenes: Romina Yan

Un año sin Romina Yan. Algunos se preguntaran, como es natural, “¿Y quién carajo es Romina Yan?”. Ok, es una pregunta valida. Probablemente conozcan la serie infantil Chiquititas, ¿no? Como olvidarse de Chiquititas, aquel hermoso programa que consistía en huérfanos viviendo en un palacio, regenteado por una amorosa directora, que bueno, justamente es Romina Yan. Con el paso de los años la trama fue volviéndose cada vez peor, mientras los huérfanos crecían y se volvían más y más sexys, rodeados de coreografías estilo Broadway, ropa de marca y alguna madre desalmada o cosas por el estilo.  Se, esa serie hizo que todo niño quisiera ser huérfano o escapar de sus casas y vagar por las calles hasta encontrar ese lugar. Missing Children debe haber estado encantado con el mensaje que transmitía.  


-De hecho, solo la mitad somos huérfanos, el resto matamos a nuestra familia para venir :D

Los dotes actorales de Romina no eran algo del otro mundo, siendo presa de los críticos que argumentaban que “tiene la capacidad expresiva de un tumor”, así que digamos que tuvo suerte que su mamá fuese la que producía el programa. Pero bueno, mal que mal, la remó e hizo de ese orfanato el hogar perfecto para esos pobres bastardos, lleno de amor y merchandising para los púberes.Y música gay.

Luego de triunfar en televisión, seguramente porque sus televidentes tenían la edad promedio de 9 años, el espectáculo fue llevado al teatro, donde además de pudrir mentes en vivo y en directo, vació los bolsillos de los pobres padres. Cuatro años de esto, hasta que probablemente el pensamiento “ya no me da la cara para seguir con esta megda” se le cruzó por la cabeza, y se fue del programa, a gastar los millones ganados.

En los años posteriores, tuvo apariciones fugaces en alguna que otra serie, cabe resaltar “B&B: Bella y Bestia” y “Casi ángeles”, en las cuales demostró que pasados 10 años de carrera, seguía sin saber cómo hacer para actuar. La justicia poética se encargó que después de juntar tanta plata durante años cantando “Tengo el corazón con agujeritos” se muriese de un infarto.
  
-Idiotas, hace años que vengo cantando sobre mi arritmia!

#UnAñoSinRominaYan – Su fan club hoy le organizó una marcha. Y después me preguntan cuál es mi problema con el mundo. PORQUE SIQUIERA TIENE UN COSO EN TWITTER!? Simplemente me imagino una caravana de treintañeras mórbidamente obesas con remeras que digan “ROMINA TE QUEREMOS!!!!1” mientras bailan y cantan “El chufachá” todo el camino hasta el teatro Colón. 



8 comentarios:

Ismoísta dijo...

Duda de suma profundidad espiritual: ¿cómo te las ingeniaste para hacer que leyera la entrada entera, yo un no-argentino?

Guillermo Altayrac dijo...

Ismoísta: Porque está muy bien escrita, obvio.

Pato: Me hiciste reír a las seis de la mañana. Jajaja. "Hace años que vengo cantando sobre mi arritmia." Sos un hijo de puta. Me encantó.

Ahora me tengo que ir a hacer un electroencefalograma y después a trabajar. Más tarde leeré entradas anteriores.
Saludos.

El griego puteador dijo...

A mi me podes dar todas las excusas que quieras, que fue muerte subita, que la autopsia es inconcluyente y toda la bola, pero para mi, la mina se zarpo de papusa. Papusa y redbull, la combineta de la muerte.

Norah dijo...

debajo de cada entrada deberías poner:

Quien me inspira: "la cursi de amorqueva que no para de subir entradas sobre Alejandra Pizarnik"

XO

Norah dijo...

Pd: el 12 de mayo los FF vienen a Argentina.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Bella y bestia era un buen programa. Ahí actuaba bien.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Aunque el personaje era un poco irritante, yo le tendía a dar la razón al personaje de Damián de Santo, el rival con el cual tenía onda.

Sergio a.k.a. The Question dijo...

Hola. Disculpa si no había escrito mi comentario antes, pero sin más pretextos ahi va:

No tengo el gusto -o, tal vez, mejor dicho la desgracia- de habr visto el programa Chiquititas. Pero por como describes la carrera de Romina Yan (QEPD) y el impacto que ha tenido su programa, me recuerda un poco a Chespirito y el Chavo del 8. En el caso de Roberto Gomez Bolaños, me pregunto cómo es que a más de 30 años su programas sigan teniendo éxito y se propaguen cual plaga o virus por el mundo. Y estoy seguro de que cuando el poder del lado oscuro ya no sea lo suficientemente fuerte como para mantenerlo vivo, cuando Chespirito fallezca gran parte de latinoamérica (tanto público como medios de comunicación) lo considerará un genio [algo realmente aterrador y lamentable de tan sólo pensarlo].

En otros temas... no lo había comentado antes pero no deja de parecerme genial el nombre de "El pato Bonavides".

Saludos, que tengas excelente día.